martes, 6 de diciembre de 2016

A 21 años de su muerte Recordando al folclorista Luis Calderón López

Ya son 21 años de la muerte de Luis Calderón López, uno de los grandes promotores del folclore boliviano, que dedicó la mayor parte de su vida a difundir las manifestaciones culturales nacionales en el país y el exterior.

Periodista de profesión y nacido en Tiwanaku, Calderón comenzó su labor en 1967 con la fundación de la fraternidad folklórica “Bordadores del Gran Poder”, que fue la base para conformar Bolivia Andina, agrupación de danzas que dos años más tarde, en 1969, efectuó una extensa gira por Europa.

A principios de la década de los 70, junto a Lucio Chuquimia Aguirre, Calderón realizó la primera entrada organizada del Gran Poder y años después fundó la Asociación de Conjuntos Folclóricos del Gran Poder, posibilitando el engrandecimiento de la hoy Fiesta Mayor de los Andes.

Con varios eventos folclóricos en su haber (de la Cueca, de la Pachamama y de la Tradición), su labor más reconocida fue la organización del Festival Internacional del Sesquicentenario y del Primer Festival Latinoamericano de Folclore.

En los 80s, su trabajo se centró en la prensa y en la radio. Al margen de publicar varios artículos en periódicos como EL DIARIO, editó la primera página folclórica en el matutino Hoy y la revista especializada en folclore “Este es mi pueblo”, cuyo nombre llevó también su influyente programa radial.

Con Bolivia Andina, elenco que dirigió hasta los últimos días de su vida, Calderón cosechó también grandes triunfos, poniendo en alto el nombre del folclore boliviano en festivales de la talla de Cosquín, en Argentina; Ambato, en Ecuador; e Inti Raymi, en Perú.

Tras una notable trayectoria, de casi 30 años, el folclorista y periodista murió en La Paz el 2 de diciembre de 1995.

Carlos Gutiérrez “La energía está presente en los programas de televisión”

LG: ¿CADA CUÁNTO VES TELEVISIÓN Y QUÉ PROGRAMA TE GUSTA MÁS?

C: Me gusta ver las noticias de ATB, Unitel, Red Uno, RTP y TVB; me gusta comparar la información. Y cuando puedo veo la Wislla Popular y la Tribuna Libre del Pueblo.

LG: ¿QUÉ RESCATAS DE LA TELEVISIÓN BOLIVIANA?

C: Rescató el interés, las ganas y las buenas ideas que existen en los jóvenes, además de mostrarse ellos mismos. La energía está presente en los programas de televisión.

LG: ¿Y QUÉ LE FALTA?

C: Le falta identidad nacional con contenido informativo, formativo, educativo, creativo y entretenido. Además de inversión económica para la escenografía, técnicos capacitados en manejo de cámaras, sonido, luces, y presentadores con conocimiento general y específico. Y así estar a la par y competir con programas extranjeros.

LG: ¿A QUÉ PERIODISTA DE LA TV BOLIVIANA ADMIRAS?

C: Admiraba mucho a Carlos Palenque por su ayuda al prójimo y a Carlos D. Mesa Quisbert por ser intelectual.

LG: SI TUVIERAS LA POSIBILIDAD DE IR A TOMAR UN CAFÉ Y CHARLAR CON UN/A PRESENTADOR/A DE TELEVISIÓN, ¿A QUIÉN INVITARÍAS?

C: Me gustaría platicar con Jaime Iturri, María René Duchén, Jorge Ramos de Univisión y María Celeste.

LG: ¿DIBUJOS ANIMADOS QUE TE GUSTEN DE HOY O DE ANTES?

C: Los Súper Campeones, Las Tortugas Ninjas, ThounderCats y todos los de la Warner Bross (sonríe).

LG: Y DE LA RADIO, ¿QUÉ ESCUCHAS?, ¿ALGUNA RADIO O PROGRAMA EN ESPECIAL?

C: Trato de monitorear las radios con programas folclóricos o bien programas donde la gente tiene la libertad de expresión y expone sus quejas.

LG: ¿UN BUEN CONDUCTOR DE RADIO?

C: Creo que en el mundo de la radio tengo varios amigos que conducen muy bien sus programas, pero voy nombrar a Andrés Rojas.

LG: IMAGINEMOS QUE ESTÁS EN LA TV O EN LA RADIO, ¿QUÉ TIPO DE PROGRAMA HARÍAS?

C: Haría un programa formativo, educativo y entretenido con libertad de expresión y conciencia de patria donde podamos generar cambio social a través de la libertad, justicia e igualdad.

LG: ¿CUÁNDO FUE LA ÚLTIMA VEZ QUE FUISTE AL TEATRO Y QUÉ OBRA VISTE?

C: Hace dos semanas, fui al teatro Modesta Sanjinés de la Casa de la Cultura a ver una competencia de elencos colegiales que mostraban mucho contenido de la realidad social con temas ambientales, culturales tradicionales y temas de coyuntura actual, como la trata y tráfico, entre otros.

LG: DE LAS PELÍCULAS BOLIVIANAS QUE VISTE, ¿CUÁL TE GUSTÓ?

C: Creo que desde niño soy fanático de las películas bolivianas, son muchas las que vi, pero les invito a que vean Chuquiago, Ukamau, Mi socio, El día que murió el silencio, Amargo Mar, Los Hermanos Cartagena, La bicicleta de los Huanca, El Atraco, El Che, The Devil´s Minor “La mina del diablo”, Bolivia, American Visa, Esito Sería, Sena Quina, Evo Pueblo, Los Andes no creen Dios, Zona Sur, Yvy Maraey, También la Lluvia, Cementerio de Elefantes, Las flores también lloran y Los Olvidados, “Operación Cóndor”.

LG: ¿UN ACTOR O ACTRIZ BOLIVIAN@ (CINE O TEATRO) QUE TE AGRADE?

C: David Santalla, David Mondacca, doña Rosita, Fernando Peredo “El tigre”.

LG: ¿GRUPO NACIONAL PREFERIDO?

C: Desde niño mi grupo preferido fue Savia Andina.

LG: DE L@S CANTANTES BOLIVIAN@S, ¿QUÉ VOZ TE AGRADA?

C: Las de Gerardo Arias, Elmer Hermosa, Ana Cristina Céspedes y Ana María Niño de Guzmán.

LG: ¿QUÉ DANZA FOLCLÓRICA TE SALE MEJOR BAILANDO Y CUÁL NO APRENDISTE?

C: De niño siempre me gustó el caporal y en este último tiempo me ha costado zapatear y saltar alto con los tobas (sonríe).

LG: ¿QUÉ OTRO TALENTO TE HUBIESE GUSTADO TENER APARTE DEL QUE YA POSEES PARA LA MÚSICA?

C: Me hubiera gustado ser chef como mi hermano Rafael, que en paz descanse. Él hablaba de que el arte culinario era parecido a la música, la creación de una nueva canción es similar a crear un nuevo platillo con mezclas de sabores distintos y muy bien adornados.

LG: ¿QUÉ SÚPER HÉROE DE LA TV O DEL CINE TE GUSTARÍA SER?

C: Superman y La Rocka (sonríe).

LG: ¿QUÉ HARÍAS SI FUERAS INVISIBLE POR UN DÍA?

C: Justicia para todos.

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Alaxpacha y sus éxitos en concierto

Con la satisfacción de haber cosechado innumerables éxitos el 2016, en mérito a su indiscutible calidad interpretativa, la agrupación Alaxpacha culminará sus actividades correspondientes a la presente gestión con los conciertos que ofrecerá el jueves 1 y viernes 2 de diciembre, a partir de las 20:00 horas, en el Teatro Municipal “Alberto Saavedra Pérez”.

En las dos veladas, el grupo interpretará sus grandes éxitos. “Serán noches mágicas, dos espectáculos que tienen un aditamento muy especial porque se trata de interpretar las mejores canciones del repertorio de estos 23 años que están registrados en los 10 discos que tenemos grabados en Discolandia”, mencionó Ramiro Aguirre, primera voz de la denominada “Fuerza telúrica de Los Andes”.

LG: ¿QUÉ DIFERENTES SERÁN ESTOS CONCIERTOS?

R: Va a ser un espectáculo muy interesante, estamos invitando a la Banda de Guerra del Regimiento Colorados de Bolivia con cuyos integrantes interpretaremos cuatro temas, entre ellos “Alma andina”, “Urus” y un vals hermoso que se llama “A la ciudad de La Paz” de don Andrés Rojas Quisbert. Estarán el ballet de Charito Carazas y una comunidad de la provincia Bautista Saavedra, de donde se podría decir que es la raíz del grupo Alaxpacha porque hemos nacido a la vida artística gracias al embrujo de la música de allá. Vamos a estar acompañados de un bloque de danzas de los qhantus que se denominan “Los orgullosos Charazani”.

LG: ¿QUÉ INTERPRETACIONES ESCUCHARÁ EL PÚBLICO?

R: Desde ya no podrán faltar “Tres rosas”, “El castillito de arena”, “Mi casita” y otras que son importantes en nuestra trayectoria. Fue muy difícil seleccionar el repertorio, pero estamos seguros que va a ser del agrado de la gente y también va a haber sorpresas como el vals. Estamos preparándolo para el nuevo disco y vamos a ver qué tal sale con la interpretación de la banda, con los bronces en este caso. Sería una buena idea, si todo sale bien, registrarlo con el acompañamiento de la banda.

LG: EN LO PERSONAL Y COMO PRIMERA VOZ, ¿A QUÉ CANCIÓN LE TIENES MÁS CARIÑO?

R: A “Tres rosas”, porque es mi letra y la música es de la tierra que me ha visto nacer, yo no soy de Charazani, pero he heredado ese amor a esa tierra de mi padre, don Samuel Aguirre, quien me ha inculcado el amor y la entrega a la música desde muy pequeño.

LG: ¿QUÉ MÚSICOS FORMAN PARTE DE ALAXPACHA?

R: Bueno están tres fundadores: Willy Blanco en los vientos, Javier Aguirre en el bajo acústico y mi persona en la voz. También están Waldo Trujillo en la concertina, Boris Burgoa en la mandolina y vientos, Pedro Quispe en el charango, Héctor Suxo en la primera guitarra y para esta ocasión tan especial para nosotros y nuestro público, nos acompañará Víctor Hugo Gironda del grupo Chacana y Yuri Herrera.

EL GRUPO HOY SE ENCUENTRA MÁS CONSOLIDADO QUE

La agrupación Alaxpacha impuso su estilo en la difusión de la música boliviana desde 1993, año en el que nació a la vida artística. Son 23 años de “mucho trabajo y amor por la música”, dice Ramiro Aguirre, quien destaca que “el grupo hoy se encuentra más consolidado que nunca”. “Hay una comunión espiritual dentro de lo que se puede decir lo que queremos hacer, el objetivo que perseguimos, puesto que somos amantes de nuestra música boliviana; estudiamos siempre canciones antiguas de grandes compositores que han dejado este trabajo tan importante a la música nuestra y más que todo hay un compañerismo enorme, son años de amistad y pues eso es lo que mantenemos nosotros como una línea de trabajo y en el escenario se nota esa irradiación de buenas energías”, resalta el cantante.

La principal característica de Alaxpacha es interpretar mayormente música del lado occidental. “Hablo de La Paz, Potosí, Oruro y más que todo el ritmo de la morenada con el que nos hemos dado a conocer. Uno de los temas que más satisfacciones no ha dado es El castillito de arena. Y aprovecho este momento para hacer un homenaje póstumo a don Alfonso Zabala, quien es el mentor de esta canción. Gracias a este tema y otros hemos tenido la posibilidad de conocer otros países, como Estados Unidos, Argentina, Brasil”, recuerda el vocalista.

Son más de 20 años dejando huella en el campo musical nacional. “Yo pienso que hemos realizado un buen trabajo hasta ahora, creo que no nos falta nada. Felizmente notamos que hay una competencia sana por gente joven que se muestra con ganas de superación y eso nos alegra”, enfatiza Aguirre.

El año venidero la agrupación presentará un material con ritmos muy variados. “Estamos en tratativas con la gente de Discolandia, el disco estará variadito con propuestas que esperamos sean del agrado del público”, anticipa Aguirre.

Zambas en bandoneón con Los Kory Huayras

Después de realizar presentaciones en todo el territorio nacional y recibir constantes reconocimientos de importantes instituciones y autoridades, la agrupación nacional Los Kory Huayras, que lidera el maestro Luis Paiva, cerrará su ciclo de presentaciones en la ciudad de La Paz.

“Zambas en bandoneón”, así titula el concierto que el grupo brindará este martes 29 y miércoles 30 de noviembre, en funciones de tanda (horas 19:30), en el Teatro Municipal “Alberto Saavedra Pérez”.

Con estas presentaciones, Los Kory Huayras retrocederán en el tiempo hasta sus primeros años, cuando el grupo prácticamente se habría iniciado con zambas.

“Así nos iniciamos como grupo. Nacimos en junio de 1969 y en aquella época se discriminaba el folclore en nuestro país y prácticamente no se podía tocar nuestras canciones, pero alternábamos. Tocábamos cinco zambas y después una cueca, era la única forma de continuar con lo que nos gustaba hacer y nos manejamos así como cinco años.

Aparte de que las zambas argentinas estaban en su auge en Bolivia y varios grupos durante muchos años interpretábamos zambas. Nuestro intención ahora es retroceder en el tiempo y compartir con el público nuestros primeros años de nacimiento”, expresó el maestro Paiva.

En esta oportunidad, las zambas serán interpretadas con bandoneón, una peculiaridad que el grupo con 47 años de trayectoria quiere regalar al público paceño.

“También gozarán de la calidad interpretativa del maestro Fermín Roque, como invitado especial, quien se encargará de interpretar el acordeón. Nosotros grabamos varios discos con estudiantina como un homenaje a la Guerra del Chaco… y este instrumento le da un toque especial a las canciones, aunque es poco habitual dentro del repertorio de Los Kory Huayras. A esto se sumará recordar los clásicos de siempre, como Basta corazón, por qué me enamoré de ti, etc.”, resaltó el músico.

Mayor informes en el celular 79509208.

Temples y melodías quechuas en un producto discográfico

“Temples y melodía quechuas” es un producto discográfico fruto del trabajo de cinco años de investigación a cargo de los experimentados artistas Pablo Reynaga y Vimar Chire, integrantes del grupo Herederos.

El disco contiene 30 temas del acervo musical quechua y su lanzamiento está previsto próximamente.

A propósito, el músico Pablo Reynaga, ex integrante del Grupo Norte Potosí, quien se alejó de la conformación debido a un grave accidente, comenta lo siguiente.

“Hace algunos años, conversando con algunos amigos, debatimos un poco sobre la música y la coyuntura con pocas propuestas musicales. Les hablé de mi región y su música. El charangueado es tan amplio y diverso; variedad de afinaciones, rasgueado, tamaños de charango. Cada región y pueblo tiene su particularidad… terminé de decir eso y cerca estaba una persona mayor, quien dijo lo siguiente: felicidades jóvenes, escuché con bastante atención y detenimiento la conversación, muy buenas las observaciones y críticas que cada uno de ustedes hizo en relación con los grupos actuales; pero ¿qué están haciendo ustedes?, aquí no se trata de discursos sino se trata de hacer nuevas cosas. No me sentí bien, porque era como si alguien me hubiera dado un golpe y me hubiese tumbado al piso, pues nada había hecho por mucho tiempo. Fue una crítica dura que hizo que asuma un proyecto.

Ese día cambió todo para mí y me propuse hacer nuevamente música… Casi de inmediato me fui a Cochabamba a buscar a mi maestro Vimar Chire. Él dedicado a su trabajo como profesor de música con la banda de su colegio, llegando emocionado le expliqué la idea del proyecto…. Le planteé hacer un homenaje a los músicos de la región quechua, seleccionamos 100 grupos. Escuchamos 30 temas para nuestro gusto. Vimar argumentó que no es correcto hacer una recopilación, además se trata de un homenaje a los maestros, debemos hacerlo bien. Hasta entonces yo tocaba más o menos el charango, tuve que ensayar alma vida y corazón, hasta en mis sueños rasgueaba el charango”.

El material es un homenaje a la región quechua (Chuquisaca, Potosí, Oruro y Cochabamba). Se muestra letras y melodías originales y también tamaños de charangos, pues casi todos creen que el charango es de un solo tamaño y no es así. “Cada pueblo tiene una forma de construir su charango o estilo y su propia característica de interpretación. Desde los walaychos hasta los machu charangos”, explica Reynaga.

Otro aspecto importante también es la forma de tocar el charango o más bien, la forma de rasguear, y eso también está plasmado en este trabajo. “Mediante un rasgueo podrías reconocer de qué pueblo se trata”, explica.

Para este proyecto, el artista invitó a los músicos Carlos Arguedas (director del grupo Boliviamanta), Willy Blanco (Alaxpacha), Vimar Chire (ex director de Norte Potosí), Juan Huatuco (saxista peruano), Víctor Colodro (Willka Mayu) y Marcelo Peña (Luz del Ande).

“Cada música tiene su propio estilo y su encanto particular, por ello se ha tenido que buscar a diferentes voces femeninas y son trece las personalidades que invitamos”, apuntó.

Ellas son Esther Marisol, Naira Porco, Laura Reyna, Ivonne Campos, Mariza Barrientos, Carola Molina, Encarnación Lazarte, Tania Suárez, Gloria Huayraje, Avelina Reynaga, Zulma Arce, Noemy Flores y Nardy Barrón.

“Este proyecto musical tiene un propósito y un objetivo principal: mostrar que el charango con cuerdas metálicas es del Suyu Charca Qharaqhara, en este lugar nada más se toca este charango en sus diferentes variedades de tamaños, formas de afinaciones y formas de rasgueo”, concluyó.

Ayra Bolivia rescata “la fuerza de nuestra cultura”

“La fuerza de nuestra cultura”, así se llama el espectáculo que presentará la agrupación Ayra Bolivia en los conciertos que brindará este 3 y 4 de diciembre, en funciones de tanda, en el Teatro Municipal “Alberto Saavedra Pérez”.

“Durante muchos años hemos trabajado en diferentes lugares, especialmente en Alemania, y en este tiempo nos dimos cuenta que la manera de hacer música en Latinoamérica, especialmente en Bolivia, tiene características culturales muy fuertes que nos arraigan a nuestro terruño. Estas presentaciones las vemos como una oportunidad de compartir esta experiencia que enriquece nuestro espíritu. Así es que decidimos llamar a nuestros conciertos “La Fuerza de Nuestra Cultura” porque esa es la fuerza que nos tiene unidos como grupo y que hermana a todos con lazos irrompibles de cariño a Bolivia, nuestra Patria”, destacó Edwin Pantoja, integrante de la agrupación nacional.

Las canciones que Ayra escogió para estos conciertos reflejan justamente esa fuerza de la cultura boliviana. “Son una variedad de temas que tienden a mostrarnos diferentes caras de nuestra Latinoamérica. Y como no podría ser de otra manera, reflejan lo más profundo de nuestra patria. Las canciones han sido escogidas para transmitir a través de sus letras los momentos importantes de la historia de esta región del planeta. Se hablará de la justicia, de cómo cantar nos devuelve la alegría. Interpretaremos también algún tema icónico de Los Andes y, por supuesto, compartiremos las composiciones de Luis Armando Gutiérrez, director del grupo, como propuesta para las nuevas generaciones y para que no olviden que Bolivia tiene una historia musical que cuenta los hechos que sucedieron antes de que naciéramos muchos de nosotros”, explicó el músico.

Pantoja adelantó que en ambas veladas habrá algunos invitados que son icónicos en la estructura de la música boliviana. “Sin embargo, queremos que sean una sorpresa para nuestro público porque por estos dos días el Teatro Municipal será la casa de Ayra y esperamos a todos con los brazos abiertos”, dijo.

Durante su trayectoria, el grupo presentó conciertos que han tratado de ser diferentes unos de otros. “Por ejemplo, en uno de ellos estuvimos acompañados de la orquesta de cuerdas Nuevo Mundo. Otro fue engalanado con una importante representante del teatro boliviano y ahora nos animamos a interpretar los temas que definen “La Fuerza de Nuestra Cultura”. Será la variedad del repertorio acumulado en los más de 17 años de trayectoria de los músicos que conforman Ayra Bolivia”, puntualizó.

Hoy el grupo está conformado por Luis Armando Gutiérrez, Álvaro Gutiérrez, Omar Chavarría, Gonzalo Mamani, Edwing Pantoja, Orlando Quintanilla y Marcelo Velasco, quienes tienen el objetivo de mostrar una propuesta escénica y discurso artístico coherente con el nombre que los identifica.

Ayra es una de las cuatro palabras rescatadas por un grupo permanente de investigadores de las culturas andinas, entre los que se encuentran Cancio Mamani, Pachi Ascarrunz y otros que en su proceso investigativo coinciden en dar conceptos integrales a las palabras Jach´a, T´inku, Ayni y Ayra.

Jach´a es la grandeza, la autoestima. T´inku es el resultado del encuentro entre dos diferentes y también el generador de cosas nuevas. El Ayni es el trabajo mancomunado en beneficio de todos. El Ayra es la forma de alcanzar crecimiento, riqueza y trascender lo temporal.

“Desde esta perspectiva, nuestro grupo practica el Ayra, ya que no olvidamos nuestros instrumentos propios, como los sikus y los charangos en sus diferentes afinaciones, además de los ritmos propios como los Khantus, K´alampeados y otros, pero al mismo tiempo utilizamos otros instrumentos, como las congas, el bajo eléctrico o un ensamble de cuerdas, la armonía barroca en los arreglos vocales, logrando de esta manera tomar las herramientas que se encuentran en nuestro camino, pero sin olvidar de dónde venimos y a donde pertenecemos”, resaltó.

martes, 29 de noviembre de 2016

Cantautores bolivianos Luis Rico

Luis Roberto Rico Arancibia, nació en Tupiza – Potosí, también llamada “Joya Bella de Bolivia” el 15 de mayo de 1946, población con más de 43.000 h., que se encuentra al sur de Potosí. Una región de donde surgió el guitarrista Alfredo Domínguez, Willy Alfaro, Felipe Rivera, Los Hnos. Barrientos.

Luis Rico rememora como un día lejano aquel, en que se resistía ir a la gran ciudad, pero siempre con grandes deseos de ser un día profesional, y así salió de su Tupiza natal en 1965 en el tren rumbo a La Paz, llegando donde es actualmente el teleférico rojo, le impresionó la gran ciudad donde se estableció formando familia, su padre Jorge y su madre Amalia tuvieron 10 hijos, algunos ya no están, pero él los recuerda con gran cariño y nostalgia, su padre se fue a la guerra del Chaco con una guitarra y volvió con la misma guitarra, toda una joya, parece que no fue a hacerle la guerra a los Pilas, sino, a sembrar la paz con su música y su madre también heroica con tantos hijos que jugaban, comían, ayudaban al mismo tiempo, Luis es uno de los hermanos del medio, como dice, algunos ya partieron, pasó su infancia en la Escuela Tupiza.

La vocación artística la heredó de su padre que tocaba muy bien la guitarra y cantaba la cueca “Manojito de alfileres”, estaba prohibido tocar esa guitarra porque “fue a la guerra”, saliendo bachiller se fue a Potosí para estudiar economía, al mismo tiempo que compró una guitarra, empezando la bohemia aquellos años 67’, la época dorada de las Radios en La Paz con Lalo Lafaye, en Oruro Marcelino Navia, en Potosí Dulfredo Retamozo, aquellos años estudiaba economía becado en la Universidad Tomas Frías, pero solo pudo cursar hasta tercer curso, el año 1967 le impresionó la masacre de la noche de San Juan, recordando no poder ayudar en aquellos momentos que se vivía la dictadura de Barrientos, descubriendo así, que varios países tenian gobiernos dictatoriales, entonces surge la idea de relatar a través de sus canciones la vida social que se vivía entonces. En 1982 compuso la canción “Coplas de la Sequía”, narrando la sequía que asolaba el norte de Potosí, obligando a los campesinos con sus mujeres, abuelas con sus niños a emigrar a las grandes ciudades a aprender a ser mendigos y hasta hoy se los ve en las ciuda-des. “Ponchito antiguo, ojota chueca, sombrero roto quemado al sol corre el changuito por el asfalto indiferente ante el dolor, Toca charango por divertirse del norte viene a sobrevivir….”

En 1969 cuando estudiaba en Potosí sus amigos lo animaron a participar en un festival Universitario que se realizaba en Cochabamba, él se negaba a participar, pero sus “amigos” lo inscribieron y la canción decía “La patria no está en las promesas que nunca cumplí, con-ciencias de hombres que nunca juraron verdad” pero… el jurado lo descalificó…porque decían que cantaba “cosas raras” y que no estaban dentro del romanticismo... pero aquel tema le encantó al Rector que lo invitó a conformar una delegación.

Luis Rico grabó 32 discos, empezó con el Trio Economía de Potosí, luego grabando como solista en Discos Lauro, Discolandia y Heriba, lo acompañaron cerca de un centenar de artistas en las diferentes etapas desde la Peña Naira, como: Hugo Gutiérrez, (Kalamarka), Fer-nando Jiménez destacado zampoñista, Víctor Hugo Mena, Donato Espinoza, Rubén Moruno en la Percusión, Takaatsu Kinoshita, José Martín y muchos otros destacados artistas.

Tiene muchos temas de éxito como el “Pisa coca” que gustó tanto al Presidente Morales y en todo lugar que cantaba y hasta en Santa Cruz; algunas de sus canciones y de otros autores a manera de mención: “El ñato Vargas”, “Canción con todos”, “Chapaco alzao”, “La pro-mesa”, “Paloma viajera”, “Los Chirihuanos del Sur”, “Pucha caray”, “El último tinku en Paris”, “Andes lo que andes”, “Bienvenido general”, “El “Tata Belzu”, “Vamos a participar”, en todos ellos con una poesía que narra sin duda el acontecer social.

Luis Rico mediante sus canciones se ha convertido en un cronista de esta época, considerado uno de los mejores cantantes de música social que tiene Bolivia.

Por su canto social fue exiliado varias veces; la dictadura de Banzer lo hizo detener después de su golpe y un año después tuvo que salir del país, volvió clandestinamente y en 1976, cansado ya de él, el dictador lo exilió a Francia. Volvió a Bolivia y le tocó enfrentarse a Pereda Asbún. En 1980, el golpe de García Meza lo exilió a México.

Luis Rico tiene innumerables reconocimientos por instituciones paceñas, nacionales e internacionales, pero lo que recuerda con emoción es aquella que le otorgó el Gobierno Municipal de La Paz, corría el año 2011, cuando se realizaba una marcha por los indígenas del Tipnis y los paceños recibían emotivamente con los brazos abiertos y Luis Rico identificado plenamente con aquel movimiento de solidaridad, cantó frente al Palacio, por esta participación fue reconocido por el Gobierno Municipal con la Medalla Pedro Domingo Murillo, “Por hacer conocer La Paz solidaria y La Paz Amazónica” cantó la canción “Coraje”, que decía: “Vengo des-de la selva el bosque Chiman, donde niño y serpiente tienen su hogar, vengo desde la tierra que ya no está, donde antes se vivía en libertad…”

Luis Rico ha recorrido con su canto muchos países, co-noce toda América Latina, EEUU, Canadá, varias veces en Cuba, llegando hasta Escandinavia, Suecia, Alemania, Australia (con muchos deseos de volver a ese país por muy receptivo).

Participó en muchos festiva-les como “Abril en Managua” de Nicaragua, donde estuvieron Daniel Viglietti, Silvio Ro-dríguez, Pablo Milanés, Chico Ward de Brasil, los Hnos Mejia Godoy, alternando con artistas consagrados como Mercedes Sosa, actuando en escenarios importantes en el mundo del espectáculo.

Luis Rico con más de 70 años y 50 de canto, su deseo es dejar la herencia a las nuevas generaciones, empezó en los Yungas, en Cliza, en el valle alto, en Palos Blancos con los mosetenes, en La Paz, realizando talleres de canto y composición de música popular.

Luis Rico y Pepe Murillo fueron impulsores de los derechos de Autor, heredando de Julio Martínez Arteaga SOBODAYCOM, Martínez era un hombre comprometido con la música, con la premisa de que los autores y compo-sitores deben ser reconocidos por sus obras y recuerda que se eligió democráticamente el año 1971 a Orlando Rojas, un hombre comprometido con la empresa y con los ar-tistas, pero decepcionó al apoyar más a la empresa, después pasaron muchos por esta institución, recuerda decepcionado cómo lo echaron en la gestión de Enriqueta Ulloa y nadie lo apoyó, lamenta mucho cómo se maneja hoy esta institución.

Luis Rico Actualmente vive en La Paz en la zona San Pedro, formó familia con Cecilia su esposa, tienen dos hijas Daniela y Paola, también dentro del arte Musical, con 5 nie-tos, echando raíces profundas y no poder volver a su tierra; vive de cerca el cambio político del país, presentándose periódica-mente en escenarios donde es solicitado, como también en programaciones especia-les, un verdadero cantautor y cronista.